miércoles, 9 de septiembre de 2009

Etapa 8º; AITANA

El domingo disfrutamos siguiendo la Vuelta España de ciclismo en vivo y en directo, era la octava etapa y la primera de montaña, pero sobre todo se hacia cerquita nuestro, en el Alto de la Aitana.
Hace ocho años, creo que fue en el 2001, también se hizo esa etapa allí y cayó domingo (muy importante para poder ir) y Javi y yo disfrutamos viendo el ambiente que se crea allí, así que este año intuía que mis hijos disfrutarían de lo lindo viendo aquel montaje y así fue.

Mi padre y yo cogimos a los peques, cargados de bocatas, salimos carretera en marcha hacia la Aitana, dejamos el coche bastante cerca, de donde ya no dejaban pasar mas coches, pero aun quedaban unos cuantos kilómetros a pie hacia el puerto de Tudons, mi padre que es muy apañado, cogió un patinete eléctrico que tiene, lleva un motorcito, y es una mezcla entre bici y patinete, algo raro que fue la atracción de todo el mundo, bueno pues primero hizo un viaje con la neverita ( llena, para mis hambrientos y sedientos hijos), la dejó con unos amigos nuestros que fueron la noche de antes y acamparon allí, volvió recogió a Nuria, volvió recogió a Hugo y yo mientras fui caminando y caminando hasta llegar al mogollón, porque era impresionante la gente que allí había, nos acoplamos con la peña que conocíamos, comimos y mis hijos enseguida se agenciaron de unas banderas de España que tenia aquellos.


Y ya nos dispusimos a buscar un hueco entre la gente para poder ver pasar la carrera, en medio de la sierra nos colocamos, al poco se nos pusieron unos ciclistas que llevaban mucho canchodeo y fiesta y empezaron a cantar la canción del gorila, a la que mis hijos se unieron enseguida y pasamos un rato muy divertido viéndolos bailar, mas casi que cuando pasan los corredores que es un momento y al pasar casi juntos con todas las motos y coches no llegas a distinguir a ninguno.


Cuando pasan por allí, todo el mundo se traslada a otro sitio, mas alto para verlos pasar otra vez, allí la gente se disgregó mas, porque es toda la última subida hacia la base militar de la Aitana, allí nos colocamos a pie de carretera y fue mas emocionante, porque casi los podías tocar, daban ganas de darles un empujón porque iban exhaustos por el esfuerzo.
Al acabar volvimos como vinimos con el super patinete a motor, y en el coche cayeron como dos lirones.

6 comentarios:

Mariajo dijo...

Realmente, un día muy diferente a lo habitual... :-) Ya me imagino que los peques disfrutarían de lo lindo!
Oye, pues no podrías hacerle una foto al patinete de tu padre?? Ahora me da curiosidad y todo!! :-)
Un besote,
Mariajo

Kinshasa dijo...

Que bien!!!los niños debieron pasarlo genial!!!

Un besote

Teresa

gloria dijo...

Anda!! Si lo llego a saber, me voy con mi amigo Borja, que también fue a ver la etapa, y nos habríamos visto!!!
Un Domingo perfecto en familia... ganitas pasarlos con mis peques yo también.

Nür dijo...

¡Qué guay! Los peques lo debieron pasar de miedo!!!
Miq se subió con la bici a Catí para verlos el lunes, y el martes pasaron por debajo de mi casa - literal - así que los ví desde la ventana.
Jejjeje, la verdad es que es alucinante el montaje que lleva todo esto.
Un abrazo,
Nür

Victòria dijo...

Creo que estuvieron por mi zona también y digo creo porque pasé de todo... aunque cuando seamos 3 nos apuntaremos a lo que haga falta!

N.M y R.G dijo...

Jolines tu padre si que es un hombre con recursos la vedad!!!
Me alegro que lo pasarais genial.
Saludos.
FAMILIA COLORIN