viernes, 30 de octubre de 2009

Ajetreos varios ( 1ª parte)

Aunque parezca que no, sigo aquí. Y es que este mes voy muy liada y mis horas frente al ordenador se están limitando a coger el tranquillo al nuevo programa para el trabajo y claro hasta que lo tenga todo al día y lo controle, no me da tiempo ni para leer blogs o dejar comentarios, espero volver pronto, que esto parece que no , pero crea una especie de adicción que no te puedes desenganchar. Y encima si al final puedes conocer a las blogeras in person, mejor todavía, este domingo pasado puede estar con Gloria, Esther y Nür ( feliz viaje!!!!!!). En la segunda parte os cuento mas detalles.
He recibido un mensaje de esos que normalmente no llegas abrirlos, porque ya solo con el título intuyes que es una chorrada mas, pero por casualidad lo he abierto y me he reído a gusto, lo quiero compartir y seguro que mas de uno se dará por aludido en estos tiempos que corren.

“Dicen que todos los días tenemos que comer una manzana por el hierro y un plátano, por el potasio. También una naranja, para la vitamina C, medio melón para mejorar la digestión y una taza de té verde sin azúcar, para prevenir la diabetes.
Dicen que todos los días hay que tomar dos litros de agua. Todos los días hay que tomarse un Activia o un Yogur para tener ‘L. cassei defensis’, que nadie sabe qué es, pero parece que si no te tomas un millón y medio todos los días, empiezas a ver a la gente borrosa.
Cada día una aspirina, para prevenir los infartos, más un vaso de vino tinto, para lo mismo. Y otro de vino blanco, para el sistema nervioso.. Y uno de cerveza, que ya no me acuerdo para qué era. Si te lo tomas todo junto, por más que te dé un derrame ahí mismo, no te preocupes pues probablemente ni te enteres.
Todos los días hay que comer fibra. Mucha, muchísima fibra. Hay que hacer entre cuatro y seis comidas diarias, livianas, sin olvidarte de masticar cien veces cada bocado. Haciendo un pequeño cálculo, sólo en comer se te van como cinco horitas.
Ah, después de cada comida hay que lavarse los dientes, o sea: después del Activia y la fibra los dientes, después de la manzana los dientes, después del plátano los dientes y así mientras tengas dientes, sin olvidar pasarte el hilo dental, masajeador de encías.
Mejor amplía el baño y mete el equipo de música, porque entre el agua, la fibra y los dientes, te vas a pasar varias horas por día ahí adentro.
Hay que dormir ocho horas y trabajar otras ocho, más las cinco que empleamos en comer, veintiuno. Te quedan tres, siempre que no te agarre algún imprevisto. Según las estadísticas, vemos tres horas diarias de televisión. Bueno, ya no puedes porque todos los días hay que caminar por lo menos media hora (dato por experiencia: a los 15 minutos regresa, si no la media hora se te hace una).
Y hay que cuidar las amistades porque son como una planta: hay que regarlas a diario. Y cuando te vas de vacaciones también, supongo. Además, hay que estar bien informado, así que hay que leer por lo menos dos diarios y algún artículo de revista, para contrastar la información. ¡Ah!, hay que tener sexo todos los días, pero sin caer en la rutina: hay que ser innovador, creativo, renovar la seducción. Eso lleva su tiempo.
También hay que hacer tiempo para barrer, lavar la ropa, los platos, y no te digo si tienes perro u otra mascota… ¿hijos?
En fin, a mí la cuenta me da unas 29 horas diarias. La única posibilidad que se me ocurre es hacer varias de estas cosas a la vez, por ejemplo: Te duchas con agua fría y con la boca abierta así te tragas los 2 litros de agua.
Mientras sales del baño con el cepillo de dientes en la boca le vas haciendo el amor de pié a tu pareja, que de paso mira la TV y te cuenta, mientras barres. ¿Te quedó una mano libre? Llama a tus amigos…y a tus padres! Tómate el vino. El yogur con la manzana te lo puede dar tu pareja mientras se come el plátano con el Activia y aldía siguiente, al revés.¡
Úuuuf! Pero si te quedan 2 minutos, reenvíale esto a los amigos (que hay que regar como las plantas) mientras tomas una cucharadita de All Bran, que hace muy bien…Y ahora te dejo porque entre el yogur, el medio melón, la cerveza, el primer litro de agua y la tercera comida con fibra del día, necesito un baño urgentemente. Ah, voy a aprovechar y me llevo el cepillo de dientes!”

Y es que a veces 24 horas se quedan muy cortas, pero bueno todo es buscar el momento, y si este fin de semana os queda un ratito y os pilla cerca, os propongo venir a la "Fira de Tots Sants" de mi pueblo. Es difícil explicar todo lo que se puede ver, os dejo un vídeo y lo podréis comprobar.

Cocentaina - Fira de Tots Sants from Index on Vimeo.

miércoles, 14 de octubre de 2009

"Madrid 2009"

Era nuestra corazonada, hacer un viajecito a Madrid en este puente y así fué. Nuestro sueño se cumplió, lástima que la corazonada de las olimpiadas en Madrid 2016 se esfumara, porque hasta el último momento tuve esa esperanza, al menos se lo llevó Río que también se lo merecen, enhorabuena a toda América del Sur.
Aprovechamos el puente desde el minuto uno hasta el último momento. Hemos pasado cuatro días fantásticos, con buen tiempo, mucho solecito y muchas ganas de estar los cuatro juntos. Este verano no pudo ser, pero en este mega puente SÍ.

El viernes, día de la comunidad valenciana, partimos hacia Madrid, de buena mañana para que los peques durmieran por lo menos hasta la mitad del camino, después de dos paraditas de rigor, llegamos al hotel. Dejamos maletas y a partir de allí, ese día, nos movimos en metro, mis hijos nunca habían subido en él y fue toda una experiencia. Por la mañana fuimos al centro; Sol, Plaza España, Gran Vía, pero a su ritmo y por la tarde al Retiro, donde subimos a la barquita, casi se cae Hugo por la borda que no paraba quieto un momento, y por allí sí andamos y subimos a todos los parques que tienen en tooodo el Retiro.






Lo mejor del día vino por la noche, cenamos en el restaurante etíope Mesob y nos encantó, la enyera estaba buenísima, además del trato tan amable que nos dieron, menos mal que reservamos porque lo tenían a tope de gente. A Hugo le gustó mucho, y aunque él no sé si recordará algo de ese tipo de comida, supongo que algún sabor se le haría familiar, el picante le encanta.
Los dos días siguientes los pasamos en el parque de atracciones de la Warner, el sábado mucha gente y muchas colas pero el domingo fue la locura de gente y por supuesto muchísimas mas colas, pero a pesar de darme cuenta de que mis hijos tiene un paciencia infinita (también era porque les interesaba), lo volveríamos a repetir porque lo pasamos estupendamente y ellos disfrutaron de cada atracción y de cada personaje que nos encontrábamos por allí, visitando la casa del abuelita, de Piolín , del pato Lucas, de Bugs Bunny. Los espectáculos les hipnotizaron, Hugo sigue soñando con Batman desde que lo vio y Nuria con el desfile de por la noche que salieron todos los personajes; Scooby Doo, Tom y Jerry y toda la retailla.



El lunes lo pasamos en el zoo, vimos al oso panda, a los gorilas, a los delfines, a los elefantes, los leones marinos, hipopótamos y demás animales, os los he puesto por orden de preferencia que tienen mis hijos y que mas les gustaron.
Después de estos días agotadores pero muy divertidos y aprovechados, a las 5 de la tarde decidimos que ya era hora de irnos para casa, con la (mala) suerte de encontrarnos un super atasco a la salida de Madrid de tres horas de retención, a las 8 de la tarde estábamos aún en el km 45, así que llegamos a casa sobre la 1 de la madrugada. Le doy mi enhorabuena al que inventó el DVD portátil, porque no sé como hubiéramos aguantado a nuestras fierecillas tantas horas dentro del coche y entre eso y los juegos de toda la vida (veo, veo etc...) llegamos a casita.
Hemos ido y hemos vuelto, y ahora un montón de recuerdos inolvidables...