viernes, 31 de diciembre de 2010

¡FELIZ AÑO 2011!

Me cuesta mucho escribir esta entrada, después de tanto tiempo, realmente ha pasado más de siete meses sin dar señales de vida. Y no ha sido ni por desconectar de la blogosfera, ni porque no tuviera cosas para contar, simplemente que he ido dejándolo por motivos y cada día me costaba más empezar de nuevo…, aunque tenía ganas.
Y hoy, último día del año, pues he pensado que era un buen momento para volver a meter mi cabeza en el blog. Durante este tiempo han habido novedades, desde marzo trasladé mi negocio a otro local junto con el negocio de mis padres, ahora estamos más anchos y sobre todo juntos. Tengo un espacio para mis hijos, donde pueden estar conmigo cuando yo no tengo “tanto” trabajo. Supongo que ahora entenderéis porque mis horas en internet han bajado tanto, el rato que tengo libre estoy con ellos. Así que con el jaleo del traslado y mis dos terremotos por las tardes conmigo, no tenía tiempo ni para sentarme a ver el correo.
Esta siendo una nueva etapa, llena de cambios… que ya iré contando, obras en casa, el trabajo de Javi, nuevos proyectos on-line y … el más importante; un aumento en la familia.
El próximo abril seremos uno más en casa… estoy embarazada de seis meses y llevo un niño, al que de momento, llamamos Mateo. Estamos muy contentos e ilusionados, los niños están entusiasmados y yo un poco asustada; ¡tres!, ¡glups! ¡Familia numerosa!¡glups!.
Es la ilusión que siempre pensamos Javi y yo, pero ahora que se hace realidad… prefiero no pensar mucho y seguro que las cosas irán saliendo, no queda más remedio, no?
Quería compartir mi felicidad en el blog, para desear un FELIZ AÑO NUEVO 2011, que llega cargado de cosas buenas, de una cosita que va creciendo y encima acompañado de un primit@, porque mi hermana también está embarazada, así que un brindis (sin alcohol) por todos. Besos